En el juego sensual es importante conocer el cuerpo, cuáles son las zonas más placenteras y tocarlas de forma suave y delicada. Hagamos un breve recorrido por algunas de las zonas erógenas que despiertan más placer.

Boca

Es muy sensible al tacto, un roce leve con los dedos aumenta las sensaciones y la excitación. A menudo el erotismo se relaciona con la boca, sobre todo con los labios, como preludio de un juego más intenso.

Orejas

Haz la prueba tú mismo/a. Si te acaricias la parte trasera de las orejas así como el lóbulo notarás una sensibilidad que se incrementa al compartir la experiencia. Es una zona erógena muy estimulante para hombres y mujeres y ayuda a relajar la mente. Luego, si se baja desde el cuello a la espalda aumentan las sensaciones.

Espalda

Las personas que acuden a nuestro centro de masajes saben que tocar adecuadamente la espalda proporciona gran placer. En los lados de la columna vertebral se intensifican las emociones, se deben realizar suaves masajes para mantener el contacto sensual de la piel.

Pecho

En este punto existen diferencias entre sexos. La mujer siente mucho más deseo que el hombre al estimular el pecho pues activa su energía sensual y sexual, sobre todo cuando llega el momento de acariciar los pezones. El hombre siente menos placer; en cambio, si se baja hacia el ombligo y alrededor del mismo la respuesta sensorial es igual de satisfactoria para ambos.

Brazos

Es una parte del cuerpo que se suele olvidar. Pero si se acaricia con delicadeza la zona interna del brazo (aquella que provoca cosquillas) se producen estímulos muy placenteros. Si se está relajado/a, tampoco deben olvidarse las axilas.

Clítoris y vagina

Son dos zonas diferenciadas, pues tienen numerosas terminaciones nerviosas y provocan dos tipos de orgasmos en la mujer. El clítoris es muy receptivo a las caricias delicadas, realizadas con suavidad y moderación. Y para tocar de forma idónea la vagina se requiere destreza, nunca brusquedad.

Pene y testículos

Cada parte del pene y de los testículos se relacionan con otras partes del cuerpo masculino, por eso es primordial el roce suave y sin prisas. Saber acariciar de forma correcta, con interés pausado, aumenta la intensidad de las relaciones.

Perineo

Es un área de placer intenso que, en el caso de los hombres, se localiza entre los testículos y el ano, justo encima de la próstata. En el caso de la mujer, se sitúa entre la vulva y el ano, también conocida como zona triangular. En ambos sexos presenta escasas dimensiones pero con terminaciones muy importantes para el placer sexual. Su adecuado estímulo es beneficioso para controlar la eyaculación.

Ano

El contacto táctil en el ano aumenta la riqueza sensitiva pues es una zona que contiene muchas terminaciones. Si se está cómodo/a y relajado/a proporciona placer tanto para el hombre como para la mujer.

Pies

No hay nada como un buen masaje en los pies para relajarse. Sin duda, un adecuado masaje en los dedos, planta e incluso tobillos intensifica el erotismo y el deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


¡Oferta masaje NURU 4 manos!

Consigue un descuento de 140€ en tu próximo masaje NURU a cuatro manos con dos de nuestras mejores masajistas.