Que el chocolate es un afrodisiaco para el paladar es gratamente conocido. Pero sus delicias no sólo se limitan a la comida sino también a los masajes reposados, intensos y sensuales.

Como si de una crema se tratase, el chocolate cumple una función muy gratificante en los masajes. Su olor dulzón y apetitoso impregna las salas de masajes ya de por sí cargadas de la sensualidad que proporciona el tantra.

Sus efectos afrodisiacos, según apunta la cultura popular, también se notan en la piel. De hecho, el cacao tiene propiedades para la piel al ser rico en antioxidantes y al poseer polifenoles (sustancias presentes en alimentos vegetales beneficiosas para la salud) lucha contra el envejecimiento de la piel y mejora la circulación. Por eso, es un elemento imprescindible en los masajes de belleza y, como no, en los masajes tántricos.

Su penetrante y exquisito olor estimula la relajación y ayuda a evitar el estrés. Si tienes un día de mucho cansancio, un masaje con chocolate te relajará y te hará sentir mucho mejor. La piel también necesita oxigenarse y sentir la regeneración de sensaciones agradables.

Si decides embarcarte en la aventura del masaje, el cacao, tú y la masajista os convertís en protagonistas absolutos de un viaje sensual.

Una vez se va extendiendo el chocolate por el cuerpo actúa como elemento hipnotizador e invita a una relajación muy placentera. Al principio sólo hay que dejarse llevar y sentir el calor del chocolate en la piel, como si de una caricia constante se tratase. Nota cómo se extiende por cada parte de tu anatomía.

Poco a poco se va impregnando todo el cuerpo de un olor y una sensación que elevan tu espíritu hacia una nueva dimensión. Es una experiencia muy reconfortante, como si se tratase de un sueño del que no quieres despertar.

Nuestro masaje con chocolate se denomina “Delicious mutuo” que significa que tanto cliente como masajista disfrutan al máximo de las propiedades satisfactorias del cacao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *