Para todas aquellas personas que no lo sepan, el tantra es un concepto relacionado con la filosofía oriental y está enfocado en el propio desarrollo espiritual de cada individuo. Cuenta con diversas variantes como el sexo tántrico, el yoga tántrico y el masaje tántrico, del que vamos a hablar en este artículo.

Características del masaje tántrico

Es importante tener en cuenta que esta clase de masaje no hay que relacionarlo directamente con la búsqueda del orgasmo o el placer. El objetivo de esta clase de masaje es conocer al máximo el cuerpo y de sus zonas erógenas para poder conseguir una sensación de plenitud tanto física como espiritual.

Las técnicas utilizadas en un masaje tántrico son perfectas para la estimulación afectiva y física de la pareja. Por ello, si quien recibe el masaje es la mujer, se debe estimular lo que se conoce como yoni y el lingam en caso de que el receptor sea un hombre, siendo ambas las zonas sexuales de cada uno, donde se encuentran sus chakras sexuales.

Tanto quien da el masaje como quien lo recibe deben estar totalmente desnudos y la razón no es otra que gracias a ello se consigue que la percepción de todos los sentidos sea mucho más placentera e intensa.

A pesar de ello hay que decir que aunque el contacto corporal es una de las técnicas más utilizadas, para esta clase de masajes se pueden recurrir a diferentes objetos como algodones, telas o plumas, con los que se aumentará esa percepción sensorial.

Otros objetivos del masaje tántrico es la activación de la sensualidad y la sensibilidad así como del lenguaje corporal y estimular el tacto. Esto es algo que sorprende a todas las parejas que lo hacen por primera vez, porque les permite conocerse más a fondo de una manera que seguramente antes no habrían hecho.

Tal como se recomienda desde el tantrismo, hay que activar los sentidos porque nos permiten ponernos en contacto con la vida y sus placeres, algo que afianza a la relación.

Sus beneficios son muy variados para el organismo como por ejemplo el conocimiento y conciencia de nuestro propio cuerpo, mejora nuestro estado anímico, puede combatir la fatiga e incluso tratar las disfunciones sexuales.

Pero lo más importante del masaje tántrico es que nos permite sentir y vivir con más plenitud los momentos con nuestra pareja, razón por la cual está muy recomendado y está tan extendido actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.