Las causas que provocan la anorgasmia femenina son variadas. En menor incidencia, el alcohol, las drogas o la medicación pueden ser el problema, pero por lo general, en un alto porcentaje que supera el 90%, se produce por temas emocionales. Con la ayuda de un terapeuta se consigue solucionar el problema.

La falta de orgasmo es una disfunción sexual que padecen más las mujeres que los hombres, éstos últimos también la sufren, en menor porcentaje, pero a veces se confunde con la eyaculación y no se diagnostica de manera correcta.

Cuando se habla de anorgasmia, no quiere decir que no haya eyaculación, sino de una disfunción sexual que imposibilita el orgasmo. Cuando una mujer nunca ha experimentado un orgasmo por medio de la estimulación se trata de un problema primario. En cambio, si normalmente se llagaba al orgasmo pero de repente ya no se siente, entonces se habla de anorgasmia secundaria.

Otro tipo de anorgasmia a comentar, y que muchas mujeres no tienen en cuenta, es la conocida como relativa. Es decir, se puede alcanzar a través de varios métodos de estimulación como la masturbación o el sexo oral, pero no en el coito.

Es un tema más común de lo que parece, y muchas mujeres piensan que se trata de algo normal, aunque no sea así. También hay parejas que mantienen una actitud egoísta porque ellos/as sí han alcanzado el clímax sexual. Tal y como aparece en el título de la noticia, el orgasmo femenino es la mejor manera de conocer que tu pareja ha disfrutado del encuentro sexual.

Independiente de la situación que se dé, la ausencia de clímax sexual puede provocar problemas en pareja por falta de entendimiento. La anorgasmia puede y debe tratarse con un especialista, será quien decida si se sigue una terapia individual o de pareja.

Las causas de la disfunción sexual en cuanto a la parte emocional hay que buscarlas en la falta de información, problemas culturales latentes en la sociedad como el machismo o la reputación de la mujer en cuanto al sexo, violencia de género, violación o abuso sexual, malas experiencias con las parejas, falta de entendimiento marital o problemas internos no resueltos. Son sólo algunos de los problemas que provocan entra disfunción. Otros como las drogas, los antidepresivos o el alcohol pueden ser caua de la disfunción.

Hay que tener en cuenta que para conseguir el orgasmo femenino influyen más factores fisiológicos que en el masculino. Por lo tanto, los problemas que afecten a la mujer pueden incidir negativamente en la relajación o estimulación.  La comunicación con la pareja es fundamental para tratar de solucionar lo que le gusta o no la mujer para que ambos alcancen la satisfacción sexual. Esto es así tanto si se trata de parejas masculinas o femeninas.

La anorgasmia tiene solución. Si no se avanza con la comunicación (en el caso de que sea esta la causa) la mujer debe ponerse en manos de un especialista que resuelva el problema. Muchas veces se soluciona con ejercicios indicados para cada persona. Pero lo fundamental es abrir la mente al problema para conseguir el clímax sexual y emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *