Tranquilidad, relajación y sosiego interior son claves para recibir un masaje tántrico. ¿Es la primera vez que vienes? Pues alégrate de estar en manos de expertas masajistas que harán que se convierta en un viaje muy agradable.

Si has visitado nuestra página web y has visto los masajes que ofrecemos será más fácil elegir el que más se adapte a tus necesidades. La idea es que tras recibirlo consigas una la paz espiritual que aportan las técnicas tántricas y tailandesas. Las tradiciones milenarias son sabias.

Dicha tranquilidad puedes sentirla desde el momento que acudes a nuestro centro. El aroma, la discreción en el trato, la música y la iluminación te transportan de inmediato a un ambiente de confort y bienestar.

Una vez accedas a una de nuestras salas sentirás la conexión con la masajista quien te guiará siempre para conseguir tus emociones. Esta conexión es muy importante, pues será el inicio de todo el placer interior.

El contacto de las manos y de las diferentes zonas del cuerpo, según el masaje elegido, ayudará a liberar las tensiones. Déjate llevar por el placer del masaje tántrico, no pienses en nada más.

Libera tensiones, pon la mente en blanco, sé receptivo en las caricias y disfruta el momento teniendo presente las instrucciones de las manos expertas. Poco a poco las sensaciones irán surgiendo y se irá eliminando el estrés y el nerviosismo del principio.

Respirar correctamente también ayuda a incrementar los beneficios del masaje tántrico, sobre todo en los que tienen más carga erótica. Los minutos se harán lentos y cuando haya terminado sentirás ese placer interior tan beneficioso para tu bienestar.

Si tienes dudas, pregunta a tu masajista. La experiencia es clave para recibir un buen masaje tántrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.