El orgasmo seco o eyaculación retrógrada es una condición que hace que en el momento del orgasmo masculino el semen no salga del pene sino que se queda dentro del cuerpo, en la vejiga. En este artículo te explicamos de qué se trata esta clase de orgasmo.

Cuando se piensa en la eyaculación masculina, todo el mundo piensa en la expulsión del semen con el consiguiente placer para el hombre, pero también se puede sentir un gran placer con el orgasmo seco.

Características del orgasmo seco

Al contrario de lo que muchas personas pueden pensar, con un orgasmo seco se puede conseguir una buena erección y tener un orgasmo, sintiéndolo de manera intensa e incluso se puede ver cómo sale líquido del pene.

Este líquido no tiene semen o una baja cantidad. El semen no sale por el pene sino que acaba directamente en la vejiga por una razón. Cuando se va a producir la eyaculación cada testículo libera el esperma el cual viaja a través de unos conductos hasta la próstata, donde se mezcla con el semen.

Es en ese momento en el que el músculo que hay a la entrada de la vejiga, con lo que se evita que el semen entre en su interior y continúe por la uretra para salir por el pene. Puede suceder que ese músculo no se contraiga del todo y es cuando se produce la eyaculación retrógrada u orgasmo seco, algo que puede suceder por varias causas como:

  • El efecto secundario de algún medicamento recetado para el tratamiento de la próstata, presión arterial, etc.
  • Radiación para el tratamiento de algún cáncer localizado en la zona pélvica.
  • Daño en los nervios provocado por la diabetes, esclerosis múltiple, etc.
  • Cirugía prostática o en la vejiga.

En muchas culturas del oriente se entrenan para que se produzca el orgasmo seco dado que se considera que el semen es la esencia de la virilidad y no debe ser desperdiciado. Además se pueden producir orgasmos secos si se llevan a cabo técnicas para controlar la eyaculación o si se hacen ejercicios de Kegel para reforzar la pared pélvica.

Hay que recordar que el orgasmo seco no hace daño al cuerpo aunque puede ser el detonante de la infertilidad masculina, lo que podría derivar en un tratamiento. Asimismo hay que decir que no causará ninguna clase de problema cuando queramos disfrutar del sexo con nuestra pareja y no impide llegar al orgasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.